El RIZADO DE PARÍS: Alimentación y Nutrición

21 junio, 2014 Posted by hnosgarciaramos

 

 

INTRODUCCIÓN

La finalidad de este artículo, alimentación y nutrición, es poner a disposición de los aficionados los ingredientes de los alimentos que suministramos a nuestros Rizados y los factores que influyen en su elección, con el único propósito de formular raciones equilibradas para su dieta: reproducción, crecimiento, muda y mantenimiento, etc.

La ración suministrada a nuestros rizados puede consistir simplemente en mezclas de granos y pasta; sin embargo, es preciso conocer el valor nutritivo de los alimentos con el fin de alcanzar o mantener un buen equilibrio entre nutrición y salud.

El artículo expone aspectos teóricos y prácticos relacionados con el fenómeno de la alimentación y nutrición; pero, limitándose a los conocimientos necesarios para comprender estos principio. A la vez, intenta acercar al criador a este interesante campo.

La información la transcribimos a través de citas recogidas de los textos y documentos utilizados para dar cierto rigor al trabajo. La bibliografía es el documento fuente del que hemos tomado el contenido.

El trabajo se divide en tres bloques: Fundamentos de la alimentación, Procesos digestivos y metabólicos de la nutrición y Prácticas de la alimentación. Que aparecerán en sucesivos números de la Revista. Como guía, mostramos a continuación su esquema de orientación.

alim-150x150

 Comenzaremos este trabajo con una cita de Leonard A. MAYNARD,  Profesor de Nutrición y Bioquímica de la Universidad de Cornell. Miembro de la Academia Nacional de Ciencias.

“Con frecuencia se cita al gran químico francés Lavoisier como el fundador de la ciencia de la nutrición, de la que estableció las bases químicas con sus famosos experimentos sobre la respiración, realizada antes de la Revolución Francesa (1848). Desde esa época, la Química ha constituido un auxiliar importante de los estudios sobre la nutrición.

 Con su aplicación a los estudios fisiológicos en el primer cuarto del siglo XIX, se demostró lo erróneo de la antigua creencia de que el valor nutritivo de la alimentación residía en “un solo alimento”, y se reconoció la necesidad de las proteínas, los carbohidratos y las grasas.

 Durante el resto del siglo, la ciencia de la nutrición su aplicación práctica se ocuparon principalmente de estos nutrientes y de unos cuantos elementos minerales. (Con el paso del  tiempo) se han realizado grandes progresos con el descubrimiento de las vitaminas y del papel que desempeñan los aminoácidos y algunos otros elementos minerales indispensables” (MAYNARD, 1968) .

“Se sabe con seguridad que son unos cuarenta los nutrientes esenciales para el mantenimiento normal del funcionamiento corporal y que a cualquier deficiencia le acompaña una enfermedad, a veces específicas” (BENDER, 1977).

FUNDAMENTOS DE LA ALIMENTACIÓN.

Alimentación y Nutrición: Aunque habitualmente no somos conscientes; los alimentos que suministramos a los “Rizados” y las condiciones que presenta el aviario como alojamiento para su cultivo son los soportes que nos proporcionarán el éxito o el fracaso en su crianza.

Alimentación, es el acto mediante el cual los “Rizados” ingieren el alimento que les proporcionamos para abastecer sus necesidades nutritivas, aportando “energía y materias primas para crecer, mantenerse y reproducirse” (Eckert, 1989).

El alimento también sirve como “una fuentes de energía para los procesos permanentes, tales como el movimiento y el metabolismo” (Eckert, 1989). Dicho en otras palabras, son los compuestos alimenticios que “deben aportar sustancias nutritivas para la formación y renovación de los componentes del cuerpo, además de generar la energía necesaria para los procesos fisiológicos” (Maynard, 1968).

Pues bien, esta energía, que es química, “deriva en última instancia del sol” (Eckert, 1989) y se encuentra almacenada en los vegetales, que los animales consumen; se produce gracias a la fotosíntesis, “punto de partida en la formación de los alimentos” (Hickman, 2006).

A pesar de que la alimentación y la nutrición mantienen una estrecha relación con los alimentos, muestran significados muy distintos. Entendemos por alimentación una actividad consciente y voluntaria que podemos modificar y adaptar a las necesidades del momento en que se encuentran los Rizados. En cambio, la nutrición “entraña actividades químicas y fisiológicas que transforman los elementos alimenticios en materia del organismo animal” (Maynard, 1968); ocurre a nivel digestivo y celular, y se considera un proceso involuntario e inconsciente.

Granos: fuentes de energía y proteínas; nutrientes vitales para el desarrollo normal de los Rizados.

Granos: fuentes de energía y proteínas; nutrientes vitales para el desarrollo normal de los Rizados.

 ”El alimento con independencia de su origen, que puede ser una planta, animal o materia inorgánica, se usa como un material para la producción de tejido nuevo, la reparación de los tejidos existentes y para la reproducción” (Eckert, 1989), y se encuentra vinculado entre otros a la cría, el mantenimiento, la reparación de la estructura ósea y del plumaje del Rizado.

Como para cada especie animal “las necesidades nutritivas varían de acuerdo con las diferencias  fenotípicas en el tamaño corporal, la composición y la actividad,  así como con la edad, sexo y estado reproductivo” (Eckert, 1989). Resulta evidente, que las sustancias nutritivas deben adaptarse a las etapas del desarrollo del Rizado; de forma, que no sólo deben suministrarse de modo adecuado, es decir, siguiendo un método; sino que, también deben estar bien equilibradas en las raciones para conseguir resultados satisfactorios.

Aunque alimentáramos los rizados con un método y un orden preciso, al no utilizar raciones bien equilibras, no conseguiríamos un sistema alimentario para una buena nutrición. Proceder, que nos puede conducir a un estado de debilitamiento y enfermedad, que junto con otros parámetros como alojamiento, falta de higiene, edad, sexo, etc., generaría cierto grado de mortalidad; especialmente, durante los periodos de muda y mantenimiento. Por ello, “debemos evitar métodos adecuados de alimentación con raciones mal equilibradas” (Jull, 1962).

Las sustancias contenidas en los alimentos se conocen, en la ciencia de la nutrición, como principios nutritivos, nutrientes esenciales, moléculas nutrientes, principios inmediatos, nutrimentos o simplemente nutrientes y van a intervenir de manera decisiva en el desarrollo del Rizado.

Resumiendo, los “nutrientes” son las sustancias químicas contenidas en los alimentos y que “sirven como fuentes de energía metabólica y como materiales brutos para el crecimiento, la reparación de los tejidos y la producción de gametos” (Eckert, 1989). Por tanto, sus competencias se pueden establecer de manera sintetizada en los siguientes cuatro objetivos

  1. suministrar energía para el mantenimiento de sus funciones y actividades;
  2. aportar materiales para la formación, crecimiento y reparación de las estructuras corporales y para la reproducción;
  3. suministrar las sustancias necesarias para regular los procesos metabólicos, y de crecimiento; y
  4. reducir el riesgo de algunas enfermedades” (Grande Covián, 1984).

Los nutrientes contenidos en los alimentos y que forman parte del cuerpo de los animales en general y de los Rizados como aves en particular se agrupan según (Jull, 1962; Maynard, 1968; Eckert, 2002; y Otros) en:

  • carbohidratos,
  • lípidos,
  • proteínas, aminoácidos, enzimas.
  • vitaminas,
  • elementos inorgánicas (minerales), y
  • agua; en cuanto al agua, el Dr. Urrialde de Andrés (2008) la considera  como un “nutriente esencial” porque cumple una función vital para la vida.

La bioquímica incluye los ácidos nucleicos como molécula nutriente. Y, “aunque son esenciales para la maquinaría genética de la célula, todas las células animales parecen sintetizarlos a partir de precursores más sencillos. Por lo tanto, la ingesta no es necesaria desde un perspectiva nutritiva” (Eckert, 1989); por lo que, no serán desarrollados en este trabajo.

Los nutrientes, contenidos en los alimentos, se reducen en el aparato digestivo a “sustancias más sencillas que son absorbidas y mezcladas de diferentes maneras en los tejidos” (Jull, 1962); es decir, los alimentos son transformados a sustancias simples que son absorbidas por las vellosidades intestinales y transportadas por la sangre hasta las células de los tejidos y órganos del Rizado.

Por consiguiente, resulta básico el conocimiento de la composición nutricional de los alimentos (granos, pasta, etc.) y el principio inmediato al que pertenecen; porque, de su conocimiento dependerá la elección acertada de los alimentos para su posterior integración en mezclas y pasta; logrando raciones equilibradas para una dieta saludable y adecuada a sus necesidades.

Pasta: Fuente de energía y proteínas; nutrientes vitales para su desarrollo normal.

Pasta: Fuente de energía y proteínas; nutrientes vitales para su desarrollo normal.

Comments are closed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR