EL RIZADO DE PARÍS: París y Gigante Italiano. Cualidades distintivas.

31 octubre, 2017 Posted by hnosgarciaramos

 

ESPALDA: Manto y  ramillete.

 

En el presente artículo se analizan las cualidades distintivas que inciden sobre las plumas de la ESPALDA (pterilo dorsal) de ambas razas, es decir, sobre manto y ramillete de un Parisino y un AGI. Como referente, se parte del esquema de orientación, el “ESTÁNDAR SINTÉTICO: Planilla de Enjuiciamiento” (fig. 1), expuesto en un artículo anterior: “El Rizado de París y el Gigante Italiano. Cualidades distintivas”, publicado en esta misma revista.

Aunque, las imágenes de nuestro trabajo siempre pueden ser mejorables, seguiremos mostrando, con las fotos de nuestros rizados, los atributos propios de cada una de las razas, incidiendo de manera puntual y resumida en sus diferencias y similitudes.

ESPALDA de un Rizado de París (Parisinos) y de un Rizado Gigante Italiano (AGIs).

 

  El pterilo dorsal o espinal.

             Recorre la línea media dorsal del cuerpo desde la base de la cabeza (pterilo craneal) hasta las vértebras caudales y el pigóstilo en el extremo posterior de la columna vertebral (fig.1).

Fig.1. Pterilo dorsal

Fig.1. Pterilo dorsal

 

El primer tramo o tracto inicial es largo y delgado, dando lugar en su parte inferior (algo más ancha) a las plumas del manto (fig.1-2),  continúa con un ensanchamiento sobre el extremo posterior de la columna vertebral o tracto espinal para terminar reduciéndose en la región de la pelvis.

 

Fíg. 2  Manto de un Rizado de Paris y un AGI. Las fotos presentan a dos Rizados con un manto de plumas bien elimitado y  diferenciado según establecen los estándares de ambas razas. La primera imagen corresponde a un Rizado de París, cuya espalda exhibe un manto voluminoso de plumas que parten de su mediana de separación para caer a ambos lados (entiéndase por mediana, la linea que divide a la espalda en dos mitades o partes iguales de plumas, ejemplo, el resorte de una bloc. o libreta). En cuanto a su calidad, podemos considerarlo sobresaliente por su  perfecta construcción. En la segunda imagen, se muestra el manto de un Gigante Italiano cuyas plumas arrancan desde la zona central del dorso formando una corona con plumas en forma de ROSA, orientándose en su parte superior hacia la cabeza para luego fusionarse con el babero realzado y con las plumas que caen a uno y otro lado del dorso, sobre las alas."

Fíg. 2 Manto de un Rizado de Paris y un AGI.
Las fotos presentan a dos Rizados con un manto de plumas bien delimitado y diferenciado según establecen los estándares de ambas razas.
La primera imagen corresponde a un Rizado de París, cuya espalda exhibe un manto voluminoso de plumas que parten de su mediana de separación para caer a ambos lados (entiéndase por mediana, la linea que divide a la espalda en dos mitades o partes iguales de plumas, ejemplo, el resorte de una bloc. o libreta). En cuanto a su calidad, podemos considerarlo sobresaliente por su perfecta construcción.
En la segunda imagen, se muestra el manto de un Gigante Italiano cuyas plumas arrancan desde la zona central del dorso formando una corona con plumas en forma de ROSA, orientándose en su parte superior hacia la cabeza para luego fusionarse con el babero realzado y con las plumas que caen a uno y otro lado del dorso, sobre las alas.”

En el ensanchamiento o almendruco, aparece una eflorescencia de plumas que el estándar denomina “ramillete” (fíg,1-3); porque se trata, precisamente, de un ramillete de plumas  muy largas y sedosas que nacen en la base posterior del manto para caer lateralmente a ambos lados del dorso.

La parte de plumas del ramillete que caen sobre las remeras de las alas constituye el ramillete superior y las plumas que se encuentran bajo las remeras constituyen el ramillete lateral, distinción que el estándar no menciona.

Para algunos autores, el ramillete es un conjunto de plumas que el macho utiliza en el momento de la cópula para agarrarse y mantener el equilibrio en el batir de alas y poder fecundar a la hembra. En otras palabras, facilita la aproximación de las cloacas evertidas del macho y de la hembra para la transferencia del esperma. Por ello, su estructura es compacta, es decir, consistente  y vigorosa, cualidad que lo diferencia del manto.

Fig. 3 Ramillete En esta figura podemos percibir el ramillete de dos Rizado, desde una perspectiva aérea o a vista de pájaro. Observando el rizado de la primera fotografía, por el color del plumaje de su espalda distinguimos: el manto,  plumas de color claro-amarillo, y el ramillete, plumas de color oscuro que se encuentran a continuación del manto. En esta imagen, solo se pueden avistar las plumas correspondientes al ramillete superior; éstas se encuentran situadas encima de las remeras del ala. La segunda foto compete más a un trabajo de anatomía y fisiología, que a un estudio sobre las características del estándar de ambas razas. Sin embargo, nos permite ver y determinar la zona o pterilo en donde se originan las plumas que dan forma al ramillete, así como las situadas próximas a la rabadilla, las olivas. Las plumas del almendruco y dorso bajo o inferior de esta foto corresponden a un Rizado de París un vez desflorado de las plumas más largas y vaporosas del ramillete y olivas.

Fig. 3 Ramillete
En esta figura podemos percibir el ramillete de dos Rizado, desde una perspectiva aérea o a vista de pájaro.
Observando el rizado de la primera foto, por el color del plumaje de su espalda distinguimos: el manto, plumas de color claro-amarillo, y el ramillete, plumas de color oscuro que se encuentran a continuación del manto. En esta imagen, solo se pueden avistar las plumas correspondientes al ramillete superior; éstas se encuentran situadas encima de las remeras del ala.
La segunda foto compete más a un trabajo de anatomía y fisiología, que a un estudio sobre las características del estándar de ambas razas. Sin embargo, nos permite ver y determinar la zona o pterilo en donde se originan las plumas que dan forma al ramillete, así como las situadas próximas a la rabadilla, las olivas. Las plumas del almendruco y dorso bajo o inferior de esta foto corresponden a un Rizado de París un vez desflorado de las plumas más largas y vaporosas del ramillete y olivas.

 

En el último tramo o tracto final del pterilo dorsal o espinal se encuentran las olivas (fig.1-4), formadas por un grupo de plumas que van desde el ramillete hasta las vértebras caudales y el pigóstilo (la pelvis), los italianos  lo denominan esta zona “paracerco”. Este último pterilo, correspondiente al bajo dorso, será ampliado cuando desarrollemos el apartado del estándar: “plumas de gallo, olivas y muslos”.

Fig. 4  Olivas En esta figura, que comprende dos fotografías del dorso inferior próximo a la rabadilla, se pueden ver las olivas y el ramillete. La zona que ocupa la letra A, de ambas fotos, correspondería al ramillete cuyas plumas no están simétricamente colocadas con relación a la mediana de su dorso, sino que forman un pequeño revoltillo o revoltijo que, en algunos casos, origina en los rizados un desorden en las plumas de su lado derecho. En cambio, las plumas que forman las olivas, en un espacio comprendido entre el ramillete y la rabadilla, mantienen una perfecta simetría respecto a la mediana del dorso, según observamos en la zona señalada por la letra B de ambas fotografías, distinguiéndose así del ramillete.

Fig. 4 Olivas
En esta figura, que comprende dos fotografías del dorso inferior próximo a la rabadilla, se pueden ver las olivas y el ramillete. La zona que ocupa la letra A, de ambas fotos, correspondería al ramillete cuyas plumas no están simétricamente colocadas con relación a la mediana de su dorso, sino que forman un pequeño revoltillo o revoltijo que, en algunos casos, origina en los rizados un desorden en las plumas de su lado derecho. En cambio, las plumas que forman las olivas, en un espacio comprendido entre el ramillete y la rabadilla, mantienen una perfecta simetría respecto a la mediana del dorso, según observamos en la zona señalada por la letra B de ambas fotografías, distinguiéndose así del ramillete.

 

La figura cinco, compuesta por dos fotos, muestra de manera clara las tres zonas o pterilos que conforman las plumas de la espalda: “manto, ramillete y olivas”.

 

Fig. 5  Plumas del dorso: Manto, Ramillete y Olivas. En los Rizados que aparecen de perfil en esta figura, conseguimos contemplar, indistintamente,  los tres atributos fundamentales del pterilo dorsal: manto, ramillete superior y lateral, y olivas.  La primera foto corresponde al lateral derecho del manto y ramillete de un AGI.  Fue seleccionado y preparado con la única finalidad de ver, de manera clara y evidente, la correlación entre el manto, el ramillete y su medida sobre la superficie alar. En ella, podemos distinguir el manto; pero, con mucho más detalle el ramillete latera. Éste  proporciona una amplia y valiosa Roseta, que junto con el manto ocupan, tres cuartas partes de la superficie del ala, tal como muestra el AGI de esta foto. En la segunda foto, correspondiente a un parisino, distinguimos las voluminosas plumas del manto y ramillete superior y lateral, que cubren dos tercios del ala del ala, originando una amplia espalda. El manto ocuparía  la zona más alta del dorso próxima a la cabeza. A continuación del manto y situado sobre las alas, se encuentra  el ramillete superior y, aplastadas por las alas, las plumas del ramillete lateral cuyas puntas sobresalen por debajo de ellas, como podemos ver en la foto. También podemos observar una fracción de plumas de las olivas.

Fig. 5 Plumas del dorso: Manto, Ramillete y Olivas.
En los Rizados que aparecen de perfil en esta figura, conseguimos contemplar, indistintamente, los tres atributos fundamentales del pterilo dorsal: manto, ramillete superior y lateral, y olivas.
La primera foto corresponde al lateral derecho del manto y ramillete de un AGI. Fue seleccionado y preparado con la única finalidad de ver, de manera clara y evidente, la correlación entre el manto, el ramillete y su medida sobre la superficie alar. En ella, podemos distinguir el manto; pero, con mucho más detalle el ramillete latera. Éste proporciona una amplia y valiosa Roseta, que junto con el manto ocupan, tres cuartas partes de la superficie del ala, tal como muestra el AGI de esta foto.
En la segunda foto, correspondiente a un parisino, distinguimos las voluminosas plumas del manto y ramillete superior y lateral, que cubren dos tercios del ala del ala, originando una amplia espalda. El manto ocuparía la zona más alta del dorso próxima a la cabeza. A continuación del manto y situado sobre las alas, se encuentra el ramillete superior y, aplastadas por las alas, las plumas del ramillete lateral cuyas puntas sobresalen por debajo de ellas, como podemos ver en la foto. También podemos observar una fracción de plumas de las olivas.

 

ESPALDA  ( Manto y Ramillete) de un RIZADO DE PARÍS (Parisinos).

El Manto en el Rizado de París según el CNJ/FOCDE, debe ser  ”ancho, con abundantes plumas rizadas, simétricas, que partiendo de la línea dorsal caen a ambos lados separados por una línea dorsal, formando un MANTO voluminoso, cubriendo las 2/3 [sic] partes de la longitud de las alas” (fig.6). Conforme al CNJ/FOCDE, el Ramillete se define como plumas rizadas implantadas en la parte baja del MANTO entre las alas, orientado a derecha e izquierda (fíg.7).  Conviene señalar que en los concursos, un parisino cuya espalda (manto y ramillete) es larga y cae sobre hombros y dorso será siempre muy valorado.

Manto y ramillete

Manto y ramillete

 

Manto y ramillete. Figura de la derecha

Manto y ramillete. Figura de la derecha

 

Fig. 6-7:  Manto y ramillete. Esta imagen la componen cuatro fotografías de un Parisino desde ángulos distintos. Las dos fotos situadas a la izquierda muestran las plumas del manto; y, las fotos emplazadas a derecha, muestran  el manto y las plumas colocadas en su base que dan forma al ramillete.  Sus plumas, como podemos apreciar en las distintas fotos de esta imagen, son largas y abundantes y se aproximan a los hombros formando un manto voluminoso, que junto con el ramillete dan amplitud y anchura a los parisinos de la imagen, cualidad que aparece en los orígenes de la raza.  No debemos olvidar que, entre sus antepasados, se encuentra “el Trompetero del Rey”, cuya principal belleza residía en el plumaje de los hombros que recordaba el uniforme de los oficiales de la época. Un manto largo y que caiga sobre hombros y espalda como muestran los parisinos de las fotos, es considerado de buena calidad, y será siempre muy valorado. En cuanto al ramillete, los Rizados de las fotos de la derecha presentan una distribución de forma uniforme y simétrica de plumas largas y sedosas que caen a ambos lados, sin mostrar signos de revoltillo muy propio de los ramilletes con defectos. Esta distribución uniforme contribuye a la formación de una amplia espalda, convirtiéndola en un factor esencial en cuanto a calidad.

Fig. 6-7: Manto y ramillete.
Esta imagen la componen cuatro fotografías de un Parisino desde ángulos distintos. Las dos fotos situadas a la izquierda muestran las plumas del manto; y, las fotos emplazadas a derecha, muestran el manto y las plumas colocadas en su base que dan forma al ramillete.
Sus plumas, como podemos apreciar en las distintas fotos de esta imagen, son largas y abundantes y se aproximan a los hombros formando un manto voluminoso, que junto con el ramillete dan amplitud y anchura a los parisinos de la imagen, cualidad que aparece en los orígenes de la raza. No debemos olvidar que, entre sus antepasados, se encuentra “el Trompetero del Rey”, cuya principal belleza residía en el plumaje de los hombros que recordaba el uniforme de los oficiales de la época. Un manto largo y que caiga sobre hombros y espalda como muestran los parisinos de las fotos, es considerado de buena calidad, y será siempre muy valorado.
En cuanto al ramillete, los Rizados de las fotos de la derecha presentan una distribución de forma uniforme y simétrica de plumas largas y sedosas que caen a ambos lados, sin mostrar signos de revoltillo muy propio de los ramilletes con defectos. Esta distribución uniforme contribuye a la formación de una amplia espalda, convirtiéndola en un factor esencial en cuanto a calidad.

 

Por consiguiente, esta característica del estándar, “manto, espalda [sic] y ramillete” correspondiente al pterilo dorsal de un Rizado de París, debe estar formada por un manto de abundantes plumas rizadas, largas y anchas situadas sobre hombros y dorso, a la vez que, simétricas y regulares sobre ambas  alas.  Asimismo, debe poseer una eflorescencia de plumas en la base del manto, que se conoce como ramillete, la cual desciende hacia los riñones para encontrarse con las olivas. La medida del manto y ramillete  corresponde a 2/3 de la longitud del ala para ajustarse de manera correcta al estándar de la raza, tal como señala la fotografía y el esquema de la figura 8. Se le asigna una calificación de 15 puntos.

Fig. 8:  Manto y ramillete. Esta imagen exhibe dos Rizados de París, y la adaptación de un esquema elaborado por el Prof. De Baseggio, mostrando cómo deben estar colocadas las plumas del manto y ramillete en la espalda o dorso de un Parisino.  La primera foto, muestra el amplio manto y ramillete de su voluminosa espalda a partir de la cual podemos establecer una perfecta relación con el esquema que presentamos en esta imagen en cuanto a su ubicación y la extensión  La segunda foto presenta una espalda ajustada al estándar y con grado de excelencia. Podemos observar que su mediana recorre unidireccionalmente el dorso del parisino de cabeza a cola. Sus largas y voluminosas plumas caen de manera regular sobre las alas. El ramillete no presenta ningún signo de revoltillo como se puede apreciar en la parte inferior del manto. Las plumas de la región de espalda están situadas, desde una representación cartográfico, en un mismo plano esférico, o línea circular si utilizamos la mediana como referencia.

Fig. 8: Manto y ramillete.
Esta imagen exhibe dos Rizados de París, y la adaptación de un esquema elaborado por el Prof. De Baseggio, mostrando cómo deben estar colocadas las plumas del manto y ramillete en la espalda o dorso de un Parisino.
La primera foto, muestra el amplio manto y ramillete de su voluminosa espalda a partir de la cual podemos establecer una perfecta relación con el esquema que presentamos en esta imagen en cuanto a su ubicación y la extensión
La segunda foto presenta una espalda ajustada al estándar y con grado de excelencia. Podemos observar que su mediana recorre unidireccionalmente el dorso del parisino de cabeza a cola. Sus largas y voluminosas plumas caen de manera regular sobre las alas. El ramillete no presenta ningún signo de revoltillo como se puede apreciar en la parte inferior del manto. Las plumas de la región de espalda están situadas, desde una representación cartográfico, en un mismo plano esférico, o línea circular si utilizamos la mediana como referencia.

 

 ESPALDA  ( Manto y Ramillete)  de un RIZADO GIGANTE ITALIANO (AGI).

El CNJ/FOCDE define esta característica del estándar de la siguiente manera: “espalda formada por plumas anchas, muy vaporosas con rizado armónico, distribuidas en forma de “ROSA”, que arrancan desde la zona central del dorso formando una corona con plumas que caen hacia adelante y hacia ambos lados, encima de las alas forman una V. El ramillete del dorso y de ambos lados completan el manto y deben ser muy vaporosas” (fig.9).

 

Fig. 9  Plumas de la espalda (manto y ramillete) en forma de ROSETA. Estas dos fotografías corresponden a dos espaldas con sus plumas en forma de ROSA, característica fundamental y distintiva del Rizado Gigante Italiano (AGI). Su  vista aérea  nos muestra una visión global  de la forma y disposición de sus plumas.  Las plumas de sus mantos  son largas, anchas, uniformes y muy suaves extendiéndose desde el centro como pétalos de una flor, dando a su conjunto un armonioso rizo,  una correspondencia entre las partes que lo conforman.  También podemos observar, en ambas fotos, como en su parte inferior, posterior al manto, se origina el ramillete, una eflorescencia de plumas largas y gruesas colocadas sobre las alas para darle más solidez al manto; serían las plumas que corresponden al ramillete superior. Las restantes plumas del ramillete se encuentran debajo de las alas para sobresalir por la parte inferior de las mismas, atributo que no se puede apreciar si no ampliamos la foto del pio-amarillo, debido a la posición en que fue tomada.  El manto y ramillete de la primera foto  se aproxima más a una Rosa completa, que a la Rosa que define el estándar; su manipulación para la toma de la foto originó que una ínfima porción de plumas del ramillete superior quedara bajo el ala derecha y perdiéramos el privilegio de ver una "Rosa completa" con  pétalos de plumas rizadas.  En cambio,  la espalda del rizado pio-amarillo de la segunda foto corresponde a un Roseta con "V" invertida, como podemos apreciar por su colocación de las plumas sobre las alas y que de manera más clara la vemos en el mismo pájaro en la figura 10.

Fig. 9 Plumas de la espalda (manto y ramillete) en forma de ROSETA.
Estas dos fotografías corresponden a dos espaldas con sus plumas en forma de ROSA, característica fundamental y distintiva del Rizado Gigante Italiano (AGI). Su vista aérea nos muestra una visión global de la forma y disposición de sus plumas.
Las plumas de sus mantos son largas, anchas, uniformes y muy suaves extendiéndose desde el centro como pétalos de una flor, dando a su conjunto un armonioso rizo, una correspondencia entre las partes que lo conforman.
También podemos observar, en ambas fotos, como en su parte inferior, posterior al manto, se origina el ramillete, una eflorescencia de plumas largas y gruesas colocadas sobre las alas para darle más solidez al manto; serían las plumas que corresponden al ramillete superior. Las restantes plumas del ramillete se encuentran debajo de las alas para sobresalir por la parte inferior de las mismas, atributo que no se puede apreciar si no ampliamos la foto del pio-amarillo, debido a la posición en que fue tomada.
El manto y ramillete de la primera foto se aproxima más a una Rosa completa, que a la Rosa que define el estándar; su manipulación para la toma de la foto originó que una ínfima porción de plumas del ramillete superior quedara bajo el ala derecha y perdiéramos el privilegio de ver una “Rosa completa” con pétalos de plumas rizadas.
En cambio, la espalda del rizado pio-amarillo de la segunda foto corresponde a un Roseta con “V” invertida, como podemos apreciar por su colocación de las plumas sobre las alas y que de manera más clara la vemos en el mismo pájaro en la figura 10.

 

Según lo expuesto, la Rosa más valiosa es la que incluye tres cuartas partes del manto [sic], y es  interrumpida, en la parte trasera, por una V invertida (fig.10); sin embargo, algunos autores consideran la “Rosa completa”, sin la “V” invertida, de gran valía.

Fig. 10  Plumas de la espalda: manto y ramillete.

Fig. 10 Plumas de la espalda: manto y ramillete.

 

 

DIFERENCIAS visual entre ESPALDA de un PARISINO y un AGI.

Como una imagen vale más que mil palabras, queremos mostrar en la figura 11,  las imágenes de las espaldas de dos rizados, y a través de su observación podamos visualizar y construir como sería la espalda de un AGI y la de un Parisino, y que en un futuro no presenten error en cuanto a su selección como atributo reproductor.

Fig. 11   Manto de un AGI y de un PARISINO La imagen de la izquierda nos muestra el manto y ramillete de un AGI en forma de ROSA sobre el dorso . Sus plumas, muy extendidas, se dirigen  hacia la cabeza y hacia ambos lados a partir de una zona central de la espalda formando una corona, la cual toma en su  parte inferior la forma de una "V". Por otro lado, en la imagen del Parisino de la derecha, se puede apreciar y diferenciar la mediana o línea dorsal que divide las plumas de la espalda (manto y ramillete) en dos partes iguales que caen a ambos lados de las alas.

Fig. 11 Manto de un AGI y de un PARISINO
La imagen de la izquierda nos muestra el manto y ramillete de un AGI en forma de ROSA sobre el dorso . Sus plumas, muy extendidas, se dirigen hacia la cabeza y hacia ambos lados a partir de una zona central de la espalda formando una corona, la cual toma en su parte inferior la forma de una “V”.
Por otro lado, en la imagen del Parisino de la derecha, se puede apreciar y diferenciar la mediana o línea dorsal que divide las plumas de la espalda (manto y ramillete) en dos partes iguales que caen a ambos lados de las alas.

 

 

 Defectos más usuales en la espalda de un PARISINO y un AGI.

En el Rizado de París, según CNJ/FOCDE, un manto es defectuoso cuando es escaso y presenta poco volumen; cuando no es simétrico con relación a la mediana de su espalda y no ocupa 2/3 parte de las alas; cuando su línea dorsal, la mediana, es inexistente o poco definida; cuando posee un ramillete escaso o inexistente (fig. 12-13).

En cambio, en el AGI, un manto con tendencia a una mediana de separación es un defecto a tener en cuenta; así como cuando es asimétrico (los laterales de la roseta cubren una zona más que otra); cuando la roseta cubre las puntas de las alas y no forma  una “V”, y si posee un ramillete escaso, inexistente o no simétrico.

El CJ/FOI, considera que un AGI con un manto de Rizado de París recibirá una penalización de dos puntos. Sin embargo, para algunos autores, la “rosa completa” esto es, sin la “V”, resulta de gran valor.

A partir de lo formulado anteriormente, la pregunta que me hago o hago es la siguiente: ¿un parisino con jabot similar, semejante y no igual al de un AGI, también recibiría una penalización de dos puntos y no la cruel descalificación o una baja puntuación, acompañado con la observación por parte del juez: “jabot de AGI“?.

Parece y resulta muy duro realzar “Parisino con jabot de AGI” y, en cambio,  pasar de largo sobre el manto de los AGIs, con una simple penalización de dos puntos. Cuando, las plumas de la espalda (manto y ramillete) que caen a ambos lados de su mediana es patrimonio o característica propia, según el estándar del Parisino.

Fig. 12  Defectos más usuales en manto y ramillete En esta fotografía se manifiesta  un dorso de muy baja calidad. En su espalda no se distinguen de manera clara la mediana que divide al manto y ramillete en dos partes iguales.  Asimismo, manifiesta una espalda con poco volumen, consecuencia de un escaso manto y un ramillete inexistente. Como se evidencia en la foto, el manto y ramillete de este Parisino no cubre, las dos terceras partes del ala; y,  lo poco que aparece como ramillete, son unas plumas, con apariencia de plumón, en su lado derecho.

Fig. 12 Defectos más usuales en manto y ramillete
En esta fotografía se manifiesta un dorso de muy baja calidad. En su espalda no se distinguen de manera clara la mediana que divide al manto y ramillete en dos partes iguales. Asimismo, manifiesta una espalda con poco volumen, consecuencia de un escaso manto y un ramillete inexistente.
Como se evidencia en la foto, el manto y ramillete de este Parisino no cubre, las dos terceras partes del ala; y, lo poco que aparece como ramillete, son unas plumas, con apariencia de plumón, en su lado derecho.

 

Fig. 13 .: Defectos más usuales en manto y ramillete En esta otra  imagen, presentamos el esquema y la fotografía de un manto y un ramillete cuyas plumas presentan un revoltillo, plumas  girando en dirección contraria al manto y hacia arriba, de forma unilateral; peculiaridad que se da en bastantes parisinos.  Este comportamiento de las plumas del ramillete, en un principio, se tomó como un elemento propio  en los parisinos por su gran volumen, característica fundamental de esta raza. Sin embargo, su anormal distribución sobre el dorso y las alas,  contribuyó a reconsiderar que el parisino debe poseer un  ramillete de forma simétrica y uniforme en dirección hacia los riñones, y caer  a cada lado del dorso, sobre y bajo las alas.

Fig. 13 .: Defectos más usuales en manto y ramillete
En esta otra imagen, presentamos el esquema y la fotografía de un manto y un ramillete cuyas plumas presentan un revoltillo, plumas girando en dirección contraria al manto y hacia arriba, de forma unilateral; peculiaridad que se da en bastantes parisinos. Este comportamiento de las plumas del ramillete, en un principio, se tomó como un elemento propio en los parisinos por su gran volumen, característica fundamental de esta raza. Sin embargo, su anormal distribución sobre el dorso y las alas, contribuyó a reconsiderar que el parisino debe poseer un ramillete de forma simétrica y uniforme en dirección hacia los riñones, y caer a cada lado del dorso, sobre y bajo las alas.

 

 

 

Comments are closed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR